Inicio

Parroquia de Santa María la Antigua

 

Avisos ante la crisis del coronavirus

  • Atendiendo todas las indicaciones de las autoridades sanitarias acerca del aforo y la distancia interpersonal, podemos admitir hasta un 75% del aforo que son 240 personas en nuestra iglesia para los actos de culto.
  • Diariamente tenemos Misa a las 20:00 horas.
  • Los domingos tenemos Misa a las 9.00, 13.00 y 20:00 horas.
  • En su apartado correspondiente podéis ver las fechas y horarios de bautismo.
  • Los sacerdotes estamos siempre en la iglesia sobre las 19.30 horas., atendiendo o confesando a quien lo pida.
  • Cáritas atiende los jueves, de 17.30 a 19.00 horas.

Vuestros sacerdotes, Julián y Miguel

 

CARTA DE LA PARROQUIA

Los frutos buenos nacen del corazón

Queridos amigos y hermanos:

Llegó el fin de curso y se espera de modo inminente el regreso a la normalidad sanitaria, ha sido un curso difícil en lo sanitario, en lo económico, en lo pastoral… las personas y familias que siguen sufriendo por unas u otras circunstancias son muchas y nos avisan que no debemos bajar la guardia. La fuerza de los acontecimientos nos obliga a dar gracias a Dios por los avances que se van consiguiendo y por el esfuerzo de tantos investigadores y sanitarios de todo tipo que gracias a su trabajo y dedicación están consiguiendo esa “inmunidad básica” para la mayoría de la población.

Estamos en plena época de exámenes y de la recogida de los primeros frutos de nuestros campos, en especial las extraordinarias y variadas frutas de tantas regiones de España que nos ofrecen melocotones, paraguayas, nísperos, albaricoques, nectarinos, ciruelas, peras, … después de superar las trágicas consecuencias climatológicas de la famosa nevada “Filomena”. La cosecha se prevé abundante y la calidad excelente. También damos gracias a Dios y a las personas que trabajan en este gran ramo de la agro-alimentación.
Sin embargo, no queremos dejar de dar gracias por el camino de entrega, sacrificio y oración de todos los agentes de Pastoral de la Parroquia, que a pesar de todas las dificultades han realizado su misión pastoral cumpliendo las normativas sanitarias y sorteando las inclemencias del tiempo. Gracias por los catequistas que han preparado a los 56 niños que han recibido su Primera Comunión en este pasado mes de Mayo.

Gracias a los agentes de Cáritas que no han dejado ninguna semana del año de atender y hacer realidad la comunicación cristiana de bienes con tantas familias que acuden a nosotros. Gracias a los agentes de Pastoral de la Salud que no han dejado de llamar y de visitar a los enfermos, gracias a los animadores de los Adultos-Mayores que en cuanto han podido han retomado con renovada esperanza sus encuentros semanales. También agradecer el esfuerzo y la constancia del equipo de iniciación de la HOAC, que con el apoyo incondicional de la presidenta diocesana, Paloma, se está consiguiendo crear un esperanzador equipo de militancia cristiana en el mundo del trabajo… Gracias a todos.

La acción de gracias es la vida de la Iglesia, ya que así se cuajó el término “eucaristía” (= acción de Gracias) queriendo resumir en una sola palabra muchas expresiones de agradecimiento para terminar descubriendo por encima de todo la acción de Dios y agradecerle su providencia. Hemos compartido como Parroquia la experiencia de la soledad, de la falta de la eucaristía, de la dureza de organizar las pastorales cumpliendo las normativas sanitarias, y en medio de todo esto se ha reforzado nuestra fe en la presencia de Cristo resucitado y en la fuerza de la Comunidad que
acompaña y anima siempre, en especial en estos momentos difíciles. Ahora tenemos que pedir al Espíritu Santo la inteligencia para saber afrontar el futuro con la creatividad necesaria para ser una comunidad madura y responsable de la fe. Lo que hemos vivido nos ha hecho descubrir que una sociedad sin Dios está abocada al fracaso y a su propia destrucción; el pensador y teólogo católico Henri de Lubac en su obra “El drama del humanismo ateo” dice: “El hombre puede organizar la tierra sin Dios, pero, a fin de cuentas; sin Dios no puede más que organizarla contra el hombre”.
Hemos aprendido mucho en estos meses de pandemia, pero sobre todo hemos experimentado que la fe en el amor de Dios y en su acción protectora sobre la humanidad es la única medicina para las personas y para a sociedad.

Feliz verano, aprovechemos el descanso para acercarnos al hermano, saborear los buenos frutos que Dios nos da y profundizar en el misterio del amor de Dios.
Santa María La Antigua: ¡¡¡Protégenos a todos!!! Hasta la vuelta.

Julián Nicolás y Miguel Vivancos

RESPONSABILIDAD ECONÓMICA

Dada la situación que vivimos el Consejo de Asuntos Económicos nos hace llegar esta nota para público conocimiento de la Comunidad Parroquial:
A toda la COMUNIDAD PARROQUIAL:
Agradecemos el esfuerzo realizado en este año, y visto que la situación sanitaria, no termina de normalizarse, recordamos a toda la comunidad, que es imprescindible aumentar las suscripciones por banco, ya que esto nos aporta unos ingresos fijos que aseguran la posibilidad de hacer frente a todos los gastos del mantenimiento ordinario de la Parroquia.

Además recordamos los nuevos caminos de colaboración económica:
– Por donación con tarjeta a través de la terminal que hay en la Parroquia (Junto al Cristo Yacente).
– Por medio de la página DONO A MI IGLESIA entrando en esa página de la Conferencia Episcopal Española DONO A MI IGLESIA https://www.donoamiiglesia.es :
Acceder a la web y elegir la opción “donar a mi parroquia”. Elegir “código postal 28032” y en el desplegable elegir “Parroquia Santa María La Antigua”; elegir la cantidad a donar y si es única o recurrente.


– Y por el nuevo SISTEMA BIZUM, poniendo la CLAVE PARROQUIAL que es: 00825.

Pincha aquí para descargar el documento de suscripción: –>https://drive.google.com/open?id=1WaHLCnleAwP-g0d_G_irwx300HRAOcNq

Muchas gracias a todos, por la responsabilidad económica que día a día, crece entre nosotros.
Junta Económica de la Parroquia Santa Mª La Antigua


Ángelus

  1. V. El Ángel del Señor anunció a María,
    R. Y concibió por obra del Espíritu Santo.
    Dios te salve, María, llena eres de gracia…
  2. V. He aquí la esclava del Señor.
    R. Hágase en mi según tu palabra.
    Dios te salve, María, llena eres de gracia…
  3. V. Y el Verbo se hizo carne.
    R. Y habitó entre nosotros.
    Dios te salve, María, llena eres de gracia…
  4. V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
    R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Te suplicamos, Señor, que derrames tu gracia en nuestras almas para que los que, por el anuncio del Ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo Jesucristo, por su Pasión y Cruz seamos llevados a la gloria de su Resurrección. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.
R. Amén.

Comunión espiritual

Creo, Jesús mío, que estás real y verdaderamente en el cielo y en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo vivamente recibirte dentro de mi alma, pero no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. Y como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno del todo a Ti. Amén